historia vinos argentinos

4 vinos argentinos que hicieron historia

Un puñadito de etiquetas que marcaron la historia de los vinos argentinos. Tres tintos que son leyenda y un blanco que se resiste a salirse de circulación en una nota para conocer eso que no sabías de los vinos de los que creías saber todo.

¿Cuántos son los vinos argentinos que hicieron historia? Esos verdaderamente respetados, conocidos y apreciados por todos… ¿Muchos? ¿No tantos? Decididamente, pocos pocos. Para dejar una huella pareciera no existir un camino único: hay clásicos económicos y otros casi prohibitivos; los hay mendocinos o salteños, tintos y blancos, jóvenes o muy viejos.

Es que no son éstos los factores que determinan que una etiqueta deje de ser una simple etiqueta para transformarse en una memorable. En lo que sí podemos coincidir es en que los clásicos comparten una serie de aspectos: estilo singular, consistencia, historia, trayectoria y el prestigio de la bodega que lo elabora. Yo elegí caprichosamente cuatro clásicos.

 

Don Valentín Lacrado
Casa Bianchi

ValentinEn 1963 Don Enzo Bianchi tenía en la gatera un nuevo vino al que solo le faltaba elegir el nombre. El tinto estaba por encima de la media, y esa calidad ameritaba el homenaje. Se llamaría como su padre, el fundador de la bodega, Don Valentín. “Este vino surge como una suerte de regalo a ese hombre que con su espíritu emprendedor no solo supo llevar a cabo sus sueños sino que, también, supo contagiar su pasión a toda una familia. Hoy, el Don Valentín Lacrado se convirtió en uno de nuestros vinos más conocidos y, sin dudas, uno de los más queridos”, cuenta Raúl Bianchi, actual presidente de la bodega.

 

Etchart Privado Torrontés
Etchart

etchartBueno, es mi debilidad así que de acá no podía faltar.

La primera finca de la bodega de los Etchart fue llamada “La Florida”, nombre que aún conserva, y fue ahí en donde se plantaron las primeras vides de Torrontés, a más de 1.750 metros de altura. Años más tarde, en 1938, Arnaldo Etchart compra la parcela (que hasta ese entonces solo tenía 65 hectáreas) y comienza a darle una nueva orientación a la bodega, dando inicio al desarrollo vitivinícola en la región y llegando a las actuales más de 300 hectáreas.

En 1963 se lanza este clásico argentino: el Etchart Privado Torrontés, un blanco sumamente perfumado, apenitas dulzón y a la vez amargo (sí, se puede las dos cosas, che) en la boca y de aromas exuberantes. Un Torrontés fiel al estilo; ese tan bien definido de las tierras de Cafayate.

 

Montchenot Tinto
Bodegas López

montchenotOtro de mis nenes mimados.

La historia de la bodega comienza en 1898, cuando José Gregorio López Rivas llega desde Málaga, España, escapando de la filoxera que hacía añicos los viñedos. Desde ese entonces, y hasta el día de hoy, la bodega mantuvo su “estilo de vinos tradicionales, desde el Château Vieux y Rincón Famoso hasta la aparición del Montchenot, en la década del 60. Éste fue un hito en cuanto al tipo y calidad de producto, un vino con 10 años de añejamiento en toneles de roble francés de más de 10.000 litros”, cuenta Carlos Alberto López, actual presidente y nieto del fundador de la bodega.

 

Trapiche Medalla
Bodegas Trapiche

medallaEste tinto fue ideado para celebrar el Centenario de la marca Trapiche, en 1983. En esa ocasión, con el apoyo del Museo Nacional de Bellas Artes, se convocó a reconocidos artistas a participar en el diseño de la medalla que se aplicaría en el packaging; se presentaron muchos artistas y, entre un jurado conocedor en el tema, se seleccionó la medalla creada por el artista y escultor Victor Grippo, la misma que hoy sigue engalanando su botella.

¡Comparte!

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último en Instagram

|

Recibí nuestra newsletter El boletín serial

Otras notas, artículos y curiosidades del vino que pueden interesarte