Roble francés vs roble americano. Diferencias clave en la crianza del vino

Roble francés vs roble americano. Diferencias clave en la crianza del vino

En el enología, la elección de la madera para la crianza del vino desempeña un papel crucial en el desarrollo de sus cualidades aromáticas y gustativas. ¿Roble francés o roble americano? Acompañame a explorar las diferencias entre estas dos variedades y cómo afectan al vino.

Roble francés o roble americano puede ser una de las dudas existenciales por las cuales un enólogo deberá optar. Asuntos de costos, accesibilidad y también las características que le imprimen al vino final… toooooodo una decisión.

 

Diferencia entre barrica de roble francés y americano

Comencemos desentrañando las diferencias fundamentales entre las barricas de roble francés y americano. Ambas pertenecen a la misma familia de quercus, pero sus perfiles de crecimiento y características intrínsecas difieren significativamente, lo que lo hace una decisión clave a tomar cuando hablamos del roble en el vino.

El roble francés, proveniente principalmente de bosques en Francia, se distingue por su crecimiento más lento, lo que resulta en un grano más fino y compacto. Por otro lado, el roble americano, abundante en la costa este de Estados Unidos, crece más rápido, lo que se traduce en un grano más ancho.

 

Tema costos

Esta disparidad en el crecimiento tiene un impacto directo en la forma en que se corta la madera para las barricas. Mientras que el americano se corta fácilmente con una sierra, el francés requiere una técnica de hendido, similar a cortar un queso de pasta dura. Esta diferencia en el proceso de corte conlleva a un mayor desperdicio de material en el roble francés, lo que contribuye a su mayor costo en comparación con el americano.

 

¿Qué aromas aporta el roble francés al vino?

Hay algo cierto: ambos dejan su huella distintiva en los aromas del vino, aunque con matices bastante diferentes.

  • El roble francés tiende a transmitir al vino aromas más sutiles y elegantes, destacando notas de vainilla y especias. Su grano más fino y compacto favorece una micro oxigenación más lenta, lo que contribuye a una adquisición gradual de las propiedades del roble y una mayor longevidad en la guarda del vino.
  • En contraste, el roble americano imparte al vino aromas más intensos, con notas distintivas de coco. Su grano más gordo facilita una micro oxigenación más rápida, lo que resulta en una adquisición acelerada de los componentes de la madera y un perfil de sabor más pronunciado en menos tiempo.

En conclusión, la elección entre barricas de roble francés y americano no solo afecta el costo y la técnica de producción, sino que también influye en las características aromáticas y gustativas del vino. Cada tipo de madera ofrece una experiencia única, desafiando a los enólogos a encontrar el equilibrio perfecto para expresar la personalidad de cada vino.

 

Si te gustaría conocer más en detalle sobre este tema, te invito a que escuches este episodio del podcast en el que hablamos más en detalle.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras notas, artículos y curiosidades del vino que pueden interesarte

Recibe cada jueves nuestra newsletter

El Boletín Serial