Pisco-Peru

El Pisco de Perú. Variedades y competencia

Una bebida emblemática con una rica historia y un presente vibrante. Su origen se remonta a la época colonial. Conocé más sobre este destilado de uva que conquista al mundo.

El Pisco de Perú se produce en diversas regiones de Perú, siendo Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna las más destacadas por su calidad y tradición.

El proceso de elaboración del Pisco es meticuloso. A partir de la fermentación del mosto fresco de uvas, se destila en alambiques de cobre para obtener un aguardiente puro y aromático. Entre las variedades más conocidas están:

  • El Pisco puro, hecho de una sola variedad de uva,
  • el Pisco acholado, una mezcla de varias cepas y
  • el Pisco mosto verde, que se elabora a partir de mosto sin fermentar completamente, lo que le otorga un carácter distintivo y suave.

Una curiosidad es la tradición de los Piscos macerados. Este método consiste en dejar macerar frutas, hierbas o especias dentro del pisco durante un periodo de tiempo, creando una bebida con un sabor único y muy apreciado. Los preparados macerados con frutas tropicales como maracuyá, mango o ají amarillo son especialmente populares, mostrando la versatilidad y creatividad de los productores peruanos en la elaboración de esta bebida.

 

La industria vinícola peruana

Con una tradición que data del siglo XVI, Perú también hace vinos y ha desarrollado una oferta que compite en calidad con otros productores sudamericanos. Las bodegas peruanas combinan técnicas ancestrales con innovaciones modernas para producir botellas de alta calidad. Entre sus productos destacan los vinos secos y semisecos, así como los vinos patrimoniales que capturan la esencia del terruño peruano.

El Valle de Majes en Arequipa es uno de los epicentros de la producción tanto de pisco como de vino. Las bodegas locales ofrecen tours donde los visitantes pueden conocer el proceso de elaboración y degustar estos exquisitos productos. Además de disfrutar del paisaje, los turistas pueden explorar sitios arqueológicos como los Petroglifos de Toro Muerto y las huellas de dinosaurios en Querullpa, haciendo de la visita una experiencia integral que combina historia, cultura y enología.

El pisco y los vinos peruanos representan no solo una bebida, sino una parte vital de la identidad y la herencia cultural del Perú. La creciente popularidad de estos productos a nivel mundial es un testimonio del esfuerzo y la dedicación de los productores peruanos por preservar y elevar su tradición vinícola y pisquera.

 

¿Cuál es la diferencia entre el Pisco de Perú y el de Chile?

El pisco chileno, aunque comparte el mismo nombre y también es un destilado de uva, presenta diferencias significativas respecto a la versión peruana. Una de las principales diferencias radica en el proceso de destilación y en las variedades de uvas utilizadas.

En Chile, se permite la destilación de vinos que han pasado por un proceso de fermentación completa, lo que resulta en una bebida destilada con características organolépticas distintas. Además, la normativa chilena permite la adición de agua para ajustar el nivel de alcohol, algo que está prohibido en la elaboración del pisco peruano. Estas diferencias técnicas y normativas reflejan las diversas tradiciones y enfoques en la producción de esta bebida, subrayando la riqueza y diversidad cultural que cada país aporta a su versión de Pisco.

 

Escuchá en el podcast una entrevista hermosa a Pepe Moquillaza, icono del Perú, del Pisco, de las uvas autóctonas y también del vino.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras notas, artículos y curiosidades del vino que pueden interesarte

Recibe cada jueves nuestra newsletter

El Boletín Serial