Vino caliente o especiado Un poco de historia, tradición y la receta perfecta para el invierno

Vino caliente. La receta perfecta para el invierno

El vino caliente (o Glühwein en Alemania) es una bebida que, con su mezcla de vino, especias y frutas, es un clásico de los mercados navideños. En este artículo exploraremos su historia y compartiremos una receta inspiradora para que puedas disfrutarlo en casa.

La práctica de calentar el vino y añadirle especias se remonta a la época del Imperio Romano. Los romanos preparaban una bebida llamada Conditum Paradoxum, que consistía en vino caliente mezclado con miel y especias. Esta tradición se mantuvo viva durante la Edad Media, cuando el vino especiado se consideraba tanto una delicia como una medicina.

Durante la Edad Media, el vino caliente se extendió por toda Europa.

  • En Alemania y Austria, se convirtió en el Glühwein (significa «vino resplandeciente» en alemán) una bebida que se disfruta en los mercados navideños.
  • En Escandinavia, el Glögg es una variante popular que incluye vino, especias y a menudo un toque de vodka.
  • En Francia, se conoce como «vin chaud» y en Italia como «vin brulé».

Aunque es más común en el hemisferio norte durante las festividades navideñas, también es perfecto para las noches frías del invierno austral.

 

Receta de Vino Caliente (Glühwein)

Ingredientes:

Para preparar el vino caliente perfecto, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 1 botella de vino tinto (preferiblemente un vino ligero y sin crianza)

– 80 gramos de azúcar

– 2 hojas de laurel

– 4 vainas de cardamomo

– 6 clavos de olor

– 2 ramas de canela

– 2 anises estrellados

– 1 cucharadita de nuez moscada

– Cáscaras de 1 limón y 1 naranja (sin la parte blanca)

– Opcional: un chorrito de brandy, whisky o vodka

 

Preparación

  1. Preparación de las especias y frutas: en una cacerola grande, coloca las especias (laurel, cardamomo, clavo, canela, anís estrellado, nuez moscada) y las cáscaras de los cítricos.
  2. Caramelización: añade el azúcar y calienta a fuego medio, removiendo constantemente hasta que el azúcar comience a caramelizarse.
  3. Añadir el vino: vierte una pequeña cantidad de vino para disolver el caramelo y luego añade el resto de la botella. Calienta a fuego lento, evitando que hierva, durante unos 20-25 minutos para que los sabores se mezclen.
  4. Infusión: retira del fuego y deja reposar unos minutos para que los sabores se intensifiquen.
  5. Servir: cuela el vino caliente para eliminar las especias y las cáscaras. Sirve en tazas y, si lo deseas, añade un chorrito de brandy, whisky o vodka.

 

Momentos ideales para disfrutarlo

El vino caliente es perfecto para:

– Cualquier noche fría en la que necesites algo reconfortante.

– Reuniones navideñas.

– Después de un día en la nieve.

 

Variantes del vino caliente

Glögg escandinavo

El Glögg se diferencia del Glühwein por la adición de vodka o aquavit y especias como el cardamomo y el jengibre. Esta bebida es especialmente popular en Suecia, Noruega y Dinamarca durante la temporada navideña.  A menudo se sirve con almendras y pasas.

Vin Chaud Francés

En Francia, el vin chaud puede incluir un toque de brandy y se sirve comúnmente durante las festividades invernales, especialmente en las regiones de Alsacia y Lorena

Mulled wine

En el Reino Unido, el vino caliente es conocido como «mulled wine» y se disfruta especialmente durante la temporada navideña. La receta británica incluye vino tinto, azúcar, especias y, a veces, una base de té negro.

 

Tradición y modernidad

En muchas culturas, compartir una taza de vino caliente se asocia con la calidez, la hospitalidad y el espíritu festivo. Hoy en día los chefs y mixólogos modernos están experimentando con nuevas versiones, utilizando diferentes tipos de vino, especias y licores para crear variaciones únicas de tragos con vino. Sin embargo, la esencia de la bebida permanece: una mezcla cálida y aromática que reconforta en los días fríos.

 

Para conocer más de la historia, la receta y algunos tips escucha el episodio del podcast en el que hablamos de vino caliente.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras notas, artículos y curiosidades del vino que pueden interesarte

Recibe cada jueves nuestra newsletter

El Boletín Serial