Maridaje vinos y comidas picantes

Vinos y comidas picantes… un maridaje de riesgo

El maridaje es un camino tembloroso, por decirlo de alguna manera pero, todavía más, hay algunos extremos más difíciles aún. Vinos y comidas picantes, por ejemplo… acá te cuento algunas combinaciones que sí resultan espectaculares.

El mundo del maridaje es tan personal que siempre son temas difíciles de hablar y, encima, cuando nos metemos en temas ásperos como las comidas picantes y el vino, el tema se pone más engorroso. En LA ACADEMIA tenemos un curso espectacular, ABC del maridaje, en donde nos sumergimos de lleno en este tema y, cuando lo armamos, fue un desafío. No es fácil poner en palabras sensaciones, y menos en mundos tan enormes como la cocina y el vino. En fin, vamos a lo nuestro.

¿Qué sucede con el picante? Son difíciles siempre. Aunque suene curioso, muchas veces un blanco apenas dulce súper frío (y, todavía mejor, si tiene bajo alcohol) puede irle de maravillas a preparaciones muy picantes. Incluso si hay algo de burbujas. Los hoy tan de moda pet-nats, por ejemplo, serían una combinación para probar.

 

Ceviche

“Ceviche y Torrontés, sí rotundo” dice un #MeLoDijoBraga. Acá tenemos un pescado que está inmerso en el ácido extremo del limón. Pero hay picantes, hay crocantes también y, tanta complejidad, que necesitamos la frescura de la acidez acompañada por una nariz muy perfumada. Un Moscatel podría ir genial también.

 

¿Por qué no tinto?

En general el picante, así como los salados extremos, va a hacer que el tinto se vuelva amargo. que en la boca se produzca algo raro y poco agradable con los taninos, ésos que son responsables de la sensación de sequedad.

 

Algunas sugerencias de vinos y picantes

  • Para comida mexicana, pensá en Torrontés o Moscatel.
  • Salsas picantes como Sriracha: Blancos de mucha acidez.
  • Sweet chile, podría irle bien algo de burbuja, un pet nat, podría ser algun espumoso apenas dulce o un blanco con burbuja muy suave como un Vinho Verde, por ejemplo
  • Sopa de boniatos al curry, con leche de coco (ojo, ésta es una receta que compartimos en ABC del maridaje): Las sopas son difíciles, pero acá hay una nota dulzona del boniato que facilita el asunto. El jengibre, el curry… bueno, todos esos sabores complejizan la elección. Acá podríamos jugar con distintas alternativas; un vino naranja sería una opción curiosa para los más arriesgados. Si no, un blanco súper aromático.

 

En conclusión, siempre es cuestión de experimentar en el mundo del maridaje. Si aparecen picantes extremos, evitar los tintos, sobre todo los súper intensos, tánicos y de alcoholes altos y, en el mejor de los casos, sumarse a ABC del maridaje o a Sin Contracturas.

 

De esto hablamos en el episodio 20 de MeLoDijoBraga El Podcast que, si no lo escuchaste, acá te dejo el link.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último en Instagram

|

Recibí nuestra newsletter El boletín serial

Otras notas, artículos y curiosidades del vino que pueden interesarte