Franciacorta

Franciacorta: el Champagne de Italia

Franciacorta es uno de los tesoros más preciados entre los vinos espumosos del mundo pero, sin embargo, es de los menos conocidos. Si alguna vez te has preguntado cuál es el equivalente italiano al célebre Champagne, estás a punto de descubrirlo.

Franciacorta es un pedacito de cielo, je. Imaginate una región súper pintoresca al sur del lago Iseo, en la zona de lagos del centro-norte de Italia. Franciacorta es un lugar rodeado por un entorno natural incomparable, lleno de grandes lagos de origen glaciar y con un microclima influenciado por las brisas del lago y pendientes bastante pronunciadas.

 

Qué esperar del Franciacorta

La historia de Franciacorta es relativamente joven. No fue hasta la década de 1960 que la región comenzó a recibir la atención que tiene en la actualidad.

Hoy, las variedades de uva principales son la Chardonnay, que ocupa dos tercios de la superficie total, seguida del Pinot Noir, con un 17% del territorio. También hay en mucha menor medida Pinot Blanc y Erbamat, una incorporación más reciente.

Acá es entonces en donde empiezan a verse similitudes con el Champagne. Y a las uvas tradicionales para las burbujas en Francia se suma la historia de las bodegas excavadas bajo tierra, algo también súper típico en ciudades como Reims y Épernay.

Finalmente, la elaboración según el método tradicional le suma el tercer vínculo directo con Champagne.

 

Los estilos

El Franciacorta legalmente se elabora bajo 5 estilos diferentes:

Franciacorta

Segunda fermentación en botella con un mínimo de 18 meses sobre lías. Se elabora principalmente con Chardonnay y/o Pinot Noir, con la posibilidad de agregar un máximo del 50% de Pinot Bianco y hasta un 10% de Erbamat.

 

Franciacorta Satèn

Conocido como el «satinado» o «sedoso», este vino se elabora exclusivamente con uvas blancas, como Chardonnay y Pinot Bianco, embotellado con menos presión  (por eso el nombre).

 

Franciacorta Rosé

Elaborado principalmente con Pinot Noir, con un mínimo del 35%, junto con Chardonnay, Pinot Blanc y una pequeña cantidad de Erbamat. Las uvas Pinot Noir fermentan en contacto con la piel para obtener su tono rosado.

 

Franciacorta Millesimato

Como un Champagne Millésimé (otro guiño galo), estos vinos provienen de una única cosecha (al menos un 85%) y se producen en años excepcionales. Deben pasar al menos 30 meses desde la cosecha antes de ser comercializado.

 

Franciacorta Riserva

La máxima expresión de la región, estos vinos deben envejecer durante un mínimo de 60 meses antes de su lanzamiento. Son los más costosos y prestigiosos también.

 

Los niveles de dulzura

Igual que el resto de los espumosos del mundo, los Franciacorta también se clasifican según su nivel de dosaje, que indica la cantidad de azúcar del vino final.

Pas Dosé: Hasta 3 g/l de azúcar.

Extra Brut: Menos de 6 g/l de azúcar.

Brut: Menos de 12 g/l de azúcar.

Extra Dry: 12-17 g/l de azúcar.

Sec o Dry: 17-32 g/l de azúcar.

Demi Sec: 33-50 g/l de azúcar.

 

Si te gustaría saber más de este estilo, te dejo este episodio del podcast en donde hablamos en profundidad.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras notas, artículos y curiosidades del vino que pueden interesarte

Recibe cada jueves nuestra newsletter

El Boletín Serial